23 de enero de 2015

Beato Enrique Susón, 23 de Enero

Beato Enrique Susón, obra de Zurbarán
aparece grabandose en el pecho el Dulce Nombre de Jesús

Místico alemán, nació en Constanza el 21 de Marzo probablemente de 1295; murió en Ulm, el 25 de Enero de 1366.

SU VIDA

Su padre perteneció a una noble familia de Berg; su madre, una santa mujer de la cual él tomó su nombre, a una familia de Sus (o Süs, de ahí el nombre Suso o Susso). A los trece años de edad ingresó al convento de los Dominicos en Constanza, donde realizó estudios de preparatoria, filosofía y teología. De 1324 a 1327 tomó un curso suplementario de teología en el Estudio General de los Dominicos en Colonia, donde se sentó a los pies de Johann Eckhart "el Maestro", y probablemente fue condiscípulo de Tauler, ambos célebres místicos. De regreso a Constanza fue nombrado para el oficio de lector, del cual parece haber sido removido varias veces entre 1329 y 1334. En el último año comenzó su carrera apostólica. Para 1343 fue elegido superior de un convento, probablemente en Diessenhofen. Cinco años más tarde fue enviado de Constanza a Ulm donde permaneció hasta su muerte.

La vida de Susso como místico comenzó a los dieciocho años, cuando, rompiendo con sus malas costumbres de los cinco años anteriores, se hizo a sí mismo "el Sirviente de la Eterna Sabiduría", la cual él identificaba con la esencia Divina y, en una forma concreta, con la persona de la Eterna Sabiduría hecha hombre. De ahí en adelante, una ardiente amor por la Eterna Sabiduría dominaría sus pensamientos y controlaría sus acciones. Tuvo frecuentes visiones y éxtasis, practicó una severa austeridad (la que prudentemente moderó en sus años maduros), y soportó con paciencia inusual las aflicciones corporales, amargas persecuciones y dolorosas calumnias.

Se convirtió en el más destacado entre los Amigos de Dios en el trabajo por el restablecimiento de la observancia religiosa en los claustros. Su influencia fue especialmente fuerte en muchos conventos de mujeres, particularmente en el convento de las Dominicas de Katherinenthal, una famosa escuela de misticismo en los siglos XIII y XIV, y en el de Toss, donde vivía la mística Elsbeth Stagel, quien tradujo algunos de sus trabajos en Latín al Alemán, reunió y preservó la mayor parte de sus cartas existentes, y consiguió de él la historia de su vida, la cual después él mismo desarrolló y publicó.

En muchas partes era muy estimado como predicador, y fue escuchado en ciudades y pueblos de Suavia, Suiza, Alsacia y los Países Bajos. Sin embargo, su apostolado no era con las masas, sino con individuos de todas las clases, quienes le buscaban por su personalidad singularmente atractiva, y para los cuales él se convirtió en el director personal de su vida espiritual.

A menudo se ha dicho incorrectamente que él estableció entre los Amigos de Dios una sociedad llamada la Hermandad de la Eterna Sabiduría. La así llamada Regla de la Hermandad de la Eterna Sabiduría no es sino una traducción libre de un capítulo de su Horologium Sapientiae, y no hizo su aparición hasta el siglo XV.

SUS ESCRITOS

El primer escrito que salió de la pluma de Susso fue Büchlein der Wahrheit, el cual redactó mientras estudiaba en Colonia. Su doctrina fue criticada desfavorablemente en algunos círculos - muy probablemente a causa de la relación tan estrecha de su autor con Eckhart, quien había sido llamado para explicar o retractarse de ciertas proposiciones - pero se encontró que era completamente ortodoxa. Como en este, en sus otros escritos Susso, aunque revelaba la influencia de Eckhart, siempre evitó caer en los errores del "Maestro". En realidad, el libro fue escrito en parte contra las enseñanzas panteístas de los Beghards, y contra las enseñanzas libertinas de los Brethren del Espíritu Libre. El Padre Denifle lo considera como el "libro pequeño" más complejo entre los escritos de los místicos alemanes.

Mientras en este libro Susso se expresa como un contemplativo intelectual, en su siguiente Das Büchlein der ewigen Weisheit, publicado a principios de 1328, es eminentemente práctico y habla de su rebosante corazón a "hombres comunes que aún tienen imperfecciones por cancelar". Bihlmeyer acepta el juicio de Denifle de que es "el más bello fruto del misticismo Alemán", y lo pone a la par de las Homilías de San Bernardo, y de la Imitación de Cristo de Tomás de Kempis. En la segunda mitad del siglo XIV y en el siglo XV no hubo otro libro de meditación más leído en lengua alemana.
En 1334 Susso tradujo esta obra al Latín, pero aumentando considerablemente sus contenidos, haciendo de este un libro casi completamente nuevo al que dio el nombre de Horologium Sapientiae. Aún más elevado que el original, con un lenguaje acabado, rico en imágenes, ritmo y movimiento, se convirtió en un libro favorito en los claustros a finales de la Edad Media, no solo en Alemania, sino en los Países Bajos, Francia, Italia e Inglaterra.

A este mismo periodo de actividad literaria de Susso podría pertenecer Das Minnebüchlein pero su autenticidad es dudosa.
Santa Catalina de Siena y el Beato Enrique, los dos grandes místicos
dominicos, al pie del Corazón de Jesús

Luego de retirarse a Ulm, Susso escribió la historia de su vida interior (Vita o Leben Seuses), revisó el Büchlein der Wahrheit, y el Büchlein der ewigen Weisheit, con los cuales, y junto con once de sus cartas (el Briefbüchlein) y un prólogo, formó un libro conocido como el Exemplar Seuses.

Además de los escritos mencionados anteriormente, tenemos también cinco sermones de Susso y una colección de veintiocho de sus cartas (Grosses Briefbuch), las cuales se pueden encontrar en la edición de Bihlmeyer.

Susso es llamado por Wackernagel y otros un "Un poeta de amor en prosa y en el orden espiritual." El amor mutuo entre Dios y el hombre, el cual es su tema principal, le da calidez y color a su estilo. Aprovechó al máximo la flexibilidad del idioma alemán con una rara habilidad, y contribuyó en mucho a la formación de la bella prosa germana, especialmente matizando con nuevos significados palabras empleadas para describir sensaciones interiores. Su bagaje intelectual fue característico de los escolásticos de su época. En su doctrina jamás hubo el menor rastro de tendencias no ortodoxas.


Durante siglos ejerció gran influencia sobre escritores espirituales. Entre sus lectores y admiradores estuvieron Tomás de Kempis y el Beato Pedro Canisio.

14 de enero de 2015

San Francisco Fernandez de Capillas y Compañeros martires - 15 de Enero

Martires dominicos en China obra del granadino Manuel Goméz Moreno


En 1692 se decretó la libertad religiosa en China, en virtud del cual todos sus súbditos podían seguir la religión cristiana y todos los misioneros podían predicarla en sus vastos dominios.
Como consecuencia, la acción misionera y la difusión del mensaje evangélico se desarrollaron notablemente y fueron muchos los chinos que, atraídos por la luz de Cristo, pidieron recibir el bautismo.

Pero desgraciadamente la cuestión espinosa de los «ritos chinos»,  irritó   sobremanera al emperador K'ang Hsi y preparó la persecución (fuertemente influenciada por la del vecino Japón), que en unos sitios más en otros menos, abierta o solapada, violenta o velada,se extendió prácticamente con sucesivas oleadas desde la primera década del siglo XVII hasta la mitad del siglo XIX, matando a misioneros y a fieles laicos y destruyendo no pocas iglesias.

Fue exactamente el 15 de enero de 1648 cuando los Tártaros Manciù, habiendo invadido la región del Fujian y mostrándose hostiles a la religión cristiana, dieron muerte a San Francisco Fernández de Capillas, sacerdote de la Orden de los Frailes Predicadores. Después de haberlo encarcelado y torturado, lo decapitaron mientras rezaba con otros los misterios dolorosos del Rosario. San Francisco Fernández de Capillas ha sido reconocidopor la Santa Sede como Protomártir de China.

Hacia la mitad del siglo siguiente, el XVIII, otros cinco misioneros españoles, que habían ejercido su actividad entre los años 1715-1747, fueron también asesinados como resultado de una nueva ola de persecución iniciada en 1729 y con secuaces más encarnizados en 1746. Era la época de los emperadores Yung-Cheng y de su hijo K'ien-Lung. Todos fueron martirizados en la ciudad de Fuzhou.

San Pedro Sans i Iordà, O.P., Obispo, natural de Ascó (Tarragona) nacido en 1680 decapitado el 26 de mayo de 1747 en Fuzhou. 
San Francisco Serrano, O.P., Obispo electo. nacido en Huéneja (Granada) en 1695.Muere por asfixia, y luego su cadáver fue quemado, el 25 de octubre de 1748. 

San Juan Alcober, O.P., Sacerdote, nacido en Granada en 1694, muere ahorcado el 28 de octubre de 1748.

San Joaquín Royo, O.P. Sacerdote, Hinojosa (Teruel) en 1691, Muere el 28 de octubre de 1748, como los otros compañeros.
San Francisco Díaz del Rincón, O.P. Sacerdote, nació en Écija,(Sevilla), en 1713, muere ahorcado el 28 de octubre de 1748.

Fueron beatificados por León XIII el 14 de mayo de 1893 y canonizados por Juan Pablo II el 1 de octubre del 2000.

En este articulo nos centraremos en el protomartir de China: San Francisco Fernández Capillas nace el 15 de agosto de 1607 en Baquerín de Campos, (Palencia-España). El menor de cinco hermanos estudió, desde niño,en Palencia donde conoció a los dominicos y descubrió un primer germen de vocación. Fue en el convento de San Pablo de Valladolid donde ingresa en la Orden y profesa al tiempo que hace los estudios institucionales.

Por estos años, el ardor misionero se proyecta hacia el Nuevo Mundo y hacia los países del Extremo Oriente. Todavía siendo diácono, en 1631, con otros treinta jóvenes dominicos, embarca rumbo a México, primera etapa del viaje. Casi un año tardarán en llegar a Manila con la recia experiencia de una travesía llena de padecimientos. En la capital filipina, Fray Francisco recibe la ordenación sacerdotal a los 25 años de edad. En Manila ejerce su vocación sacerdotal y misionera durante nueve largos años, en ansiosa espera de ser enviado a China. Otra escala en Formosa hasta que los cristianos chinos les faciliten la entrada en Fujián el año 1642. La persecución más o menos declarada a los cristianos es el ambiente en el que desarrolla su acción evangelizadora. Fiebres cuartanas y privaciones de todo orden debilitan extraordinariamente su salud. Pero nada le detiene en su misión. La integridad de su vida, la bondad de su corazón y la entrega a su vocación hacen que los cristianos hablen de él como del “santo Capillas”. Arrestado cuando regresaba a su refugio después de atender a los enfermos, es juzgado y condenado por defender su fe y su amor a Jesucristo. Dos meses de tormentos en la cárcel desembocan en su degollación el 5 de enero de 1648. Beatificado por san Pío Xel año 1909 y canonizado por Juan Pablo II el 2000, juntamente con 120 mártires de China. La reliquia de su cabeza se conserva en el convento de los dominicos de San Pablo de Valladolid.

10 de enero de 2015

Beata Ana de los Ángeles Monteagudo, 10 de Enero



Nació en Arequipa (Perú) el 26 de julio de 1602. Sus padres la enviaron a formarse en el monasterio dominico de Santa Catalina donde forjó su profundo espíritu religioso. Cuando tenía catorce años, su familia decide llevarla de vuelta a casa, pues deseaban iniciarla en la vida social de la ciudad y comprometerla en matrimonio.

Sin embargo, otro era el Plan de Dios y el deseo de Ana, que ya experimentaba claramente el llamado de Dios a consagrar su vida en el convento dominico. Animada por la certeza de su vocación, regresó a Santa Catalina a pesar de la gran oposición de sus padres.

Como novicia, su amor al Señor se purificó en la lucha interior. Quería con sinceridad llegar al cielo, pero le atribulaban algunas dudas sobre como hacerlo y eso le daba gran sufrimiento. Un acontecimiento providencial marcaría la espiritualidad personal de Ana por el resto de su vida. Se encontró nuestra beata con un fragmento de la vida de San Nicolás de Tolentino, de quien era devota; allí estaba el santo orando fervorosamente por aquellos que se encontraban en el Purgatorio y al ver el demonio que la oración de Nicolás era eficaz, trata de impedírselo; a más ataques y golpes del maligno, más era su fortaleza y más eficaz su oración. Después de leer esto, los miembros de la Iglesia Purgante serán la gran preocupación de Ana. Por ellos rezará, hará sacrificios y buscará recursos para ofrecer misas de sufragio. 

Ana quería ser santa y así lo fue manifestando en el amor que puso en cumplir con las responsabilidades que se le fueron confiando. Sacristana, y al tiempo Maestra de Novicias. En tiempos de la Beata Ana, la pequeña ciudadela de sillar que es el Monasterio de Santa Catalina, albergaba cerca de 300 personas. Era de estricta clausura, pero varias religiosas se habían relajado en la vivencia de su vocación. Cuando Ana fue elegida priora se esforzó por la reforma de su comunidad; las fieles se alegraron pero las descontentas le hicieron la vida imposible. Inventaban historias que la desacreditaban, se quejaban ante el Obispo, la encerraban en su celda y llegaron incluso a intentar matarla en tres ocasiones. A todas las afrentas respondía con el perdón, con la caridad, con la paciencia y con mucha prudencia.

Beata Ana de los Ángeles - Arequipa (Perú).

Vivió hasta las últimas consecuencias su vocación dominica y además Dios le concedió dones extraordinarios con los que pudo desplegar su amor al prójimo. Tenía fama de vidente y gracias a ello puedo socorrer en graves peligros a gente de todo tipo, incluso a su propio Obispo. La Beata Ana estuvo también preocupada por la evangelización de los indígenas. Desde la clausura desplegó un celo muy grande por esta causa, socorría a los indígenas pobres que se acercaban al convento e incluso empleaba el don de la bilocación (estar en dos lugares al mismo tiempo) para ayudar en la conversión de los nuevos cristianos.

Su tránsito sucedió el 10 de enero de 1686 y como es el día de su nacimiento a la gloria, la Iglesia del Perú la celebra ese día. 

Fue beatificada en Arequipa por el Papa Juan Pablo II en 1985. Recemos para que pronto sea canonizada y pidamos su intercesión. 

1 de enero de 2015

Calendario Dominicano Enero 2015

Calendario Propio de la Orden de Predicadores Enero 2015
tomado del calendario propio para la Provincia de España, en uso para otras provincias y diócesis, salvo sus respectivos propios